CRECE OFERTA DE INSTRUMENTOS EN MERCADO MEXICANO, PERO SE REZAGA NÚMERO DE EMISORAS: CNBV

Odoo CMS- Imagen simple flotante

 Al cierre de la administración de Enrique Peña Nieto, el balance del mercado bursátil mexicano es positivo en cuanto a oferta de instrumentos, pero insuficiente respecto al número de emisoras, pues todavía no se llega a 200 empresas públicas en el país, reconoció Bernardo González Rosas, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En entrevista con El Financiero, el funcionario reconoció que el país está rezagado frente a economías latinoamericanas, como Chile, Brasil o Perú, que cuentan con más títulos disponibles.

Placeholder block

Antes de la crisis de 1995, en México se registraban más de 200 empresas listadas en Bolsa, pero después ese número fue disminuyendo hasta niveles de 120. La administración de Enrique Peña Nieto arrancó con 135 emisoras y, actualmente, hay alrededor de 156.

Por otra parte, González destacó que se trabajó mucho en estos últimos seis años para lograr una serie de activos diferentes a acciones como instrumentos híbridos, entre deuda y capital, como fueron los Fibra E, la Sociedad de Propósito Específico para la Adquisición de Empresas (SPAC, por sus siglas en inglés) y los Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis), que se unieron a los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras) y los Certificados de Capital de Desarrollo (CKDes) que se lanzaron en el 2011 y 2009, respectivamente.

Estos instrumentos, precisó, financian proyectos de infraestructura, emprendimiento y energía en el largo plazo, lo que resulta atractivo para inversionistas institucionales, como las Afores.

González también relató que se hicieron varias adecuaciones para que el mercado siguiera creciendo, entre ellos, algunos cambios al Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) para que inversionistas pequeños pudieran participar en el mercado global. Además, se abrió la competencia para que operaran otras Bolsas en el país y se hicieron modificaciones a las reservas técnicas de las aseguradoras para que pudieran incrementar sus inversiones en el mercado de capitales.

Fuente: El Economista

Compartir

                                                                                                                         ¡Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Suscribir